Cuidados para nuestros pies

Cuidados básicos para nuestros pies

- El aseo diario es muy importante, lavarlos utilizando abundante agua y jabón.

- Secar los pies con el máximo cuidado, sobretodo en los espacios entre los dedos.

- Cuando exista alta sensibilidad a las infecciones por hongos, aplicar regularmente productos relacionados.

- Mantener una buena ventilación en los pies, sobretodo en épocas de calor extremo.

- Utilizar siempre calcetines limpios y secos, recomenamos materiales como el algodón o la lana.

- Muy importante el control de peso para evitar problemas de fatiga, arco del pie, cansancio y aspectos relacionados con la diabetes.

- En el calzado: ablandar los zapatos nuevos, cuya piel sea muy dura, antes de utilizarlos.

- Tras retirar el calzado, guardarlo en lugares frescos y ventilados

- Siempre que aparezca cualquier anormalidad tal como callos, callosidades, uñas encarnadas, verrugas (papilomas), etc, consultar con un podólogo o persona especializada.

- Procure realizarse el corte de uñas periódicamente.

- Evite utilizar calzado sintético.

- Acudir al podólogo o especialista a menudo, en función de sus necesidades.

Cómo elegir un buen calzado

- Hay que tener en cuenta que una planta demasiado estrecha puede provocar ampollas, durezas y hasta callos.

- El zapato debe tener una estructura que envuelva todo el pie de manera confortable, esto es fundamental para reducir el riesgo de torceduras.

- Cuando el material del zapato es ligero y suave, éste mantiene fresco el ambiente interno del pie y favorece la eliminación de la humedad, ya que permite respirar con comodidad, evitando complicaciones en la piel.

- Utilizar siempre calcetines limpios y secos, recomendable materiales como el algodón o la lana.

Un buen aseo

Asee sus pies con abundante agua y jabón diariamente.

Un buen secado

Seque bien sus pies, sobretodo entre los dedos.

Bien ventilados

Ventile bien sus pies, sobretodo en épocas de calor. Lo mismo con su calzado después de usarlo.

Podólogo

Visite a un especialista periódicamente para evitar problemas.